El Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes

En la provincia de Málaga se encuentra el Caminito del Rey, uno de los senderos más peligrosos del mundo en el pasado, que atraviesa desafiante las paredes verticales del impresionante Desfiladero de los Gaitanes.


Caminito del Rey, Málaga
Segundo tramo de pasarelas. Caminito del Rey

El Caminito del Rey es un sendero que atraviesa el Desfiladero de los Gaitanes, un cañón excavado durante siglos por el río Guadalhorce y espacio natural protegido. Se encuentra entre los términos municipales de Antequera, Ardales y Álora, en la provincia de Málaga, Andalucía.


A principios del siglo XX se construyeron en esa zona los embalses Guadalhorce y Guadalteba, en el norte (Ardales), y el embalse Tajo de la Encantada en el sur (El Chorro). Ello supuso también la construcción de un camino de servicio y mantenimiento que atravesaba el Desfiladero de los Gaitanes. El rey Alfonso XIII cruzó este paso original el día de la inauguración de los embalses, y desde entonces se le llamó Caminito del Rey.

El paso del tiempo y la falta de mantenimiento lo deterioraron, dejándolo sin barandilla en casi todo el recorrido y con algunas secciones derruidas, lo que ocasionó la muerte de varios excursionistas y ganarse tan mala (o tan buena) fama. Finalmente, y después de rehabilitarlo por completo, volvió a abrir sus “puertas” en el año 2015 para seguir mostrándonos la belleza de un paisaje único en España.

Ahora existen pasarelas de madera levantadas sobre el camino original y adosadas sobre la propia roca, que llegan a alcanzar los 100 metros de altura sobre el río Guadalhorce. Todo un reto para las personas con vértigo, como es mi caso.

Había reservado mi entrada para las 13:30 de la tarde, y llegué con antelación suficiente como para entretenerme en el paisaje. Llegando desde Antequera, encontré primero los embalses de Guadalteba a la derecha y Guadalhorce a la izquierda. Antes de llegar a la presa del Guadalhorce hay un mirador, y algo de espacio a un lado de la carretera para dejar el coche allí y subir. Las vistas merecen mucho la pena, a pesar del bajo nivel de agua que había en los pantanos. 


Embalse de Guadalteba. Caminito del Rey, Málaga
Embalse de Guadalteba

Embalse de Guadalhorce. Caminito del Rey, Málaga
Embalse de Guadalhorce

Poco después se llega a la entrada norte del Caminito del Rey, en Ardales, aunque en realidad el pueblo está algo más alejado. Aparqué el coche, comí algo y empecé la ruta.


El Caminito del Rey y el Desfiladero de los Gaitanes


La distancia total del Caminito del Rey son 7,7 kilómetros, de los cuales 4,8 kilómetros corresponden a los tramos de acceso y salida de la zona, y 2,9 kilómetros al recorrido en sí. De estos últimos, 1,5 kilómetros son pasarelas sobre el desfiladero, y 1,4 kilómetros transcurren por una pista forestal con un paisaje espectacular de fondo. El tiempo estimado para recorrerlo todo es de entre tres y cuatro horas.

El trayecto del Caminito del Rey es en sentido único, y para regresar al punto de partida se puede caminar algo más de 9 kilómetros o utilizar el servicio de autobuses lanzadera, opción más recomendable. Éste conecta la entrada sur con la norte, y viceversa.

Por ello también es importante llegar con tiempo suficiente, porque desde el túnel de acceso junto al restaurante El Kiosko, en Ardales, hasta la caseta de control de acceso, hay 2,7 kilómetros de distancia a través de una senda forestal. No es complicada, pero lleva algo de tiempo completarla. Además yo paré varias veces a tomar fotografías durante el trayecto porque el paisaje desde allí ya lo merece. El restaurante El Kiosko se encuentra frente al embalse y presa del Conde de Guadalhorce. 


Senda forestal hacia la entrada. Caminito del Rey, Málaga
Senda forestal hacia la entrada

Senda forestal hacia la entrada. Caminito del Rey, Málaga
Senda forestal hacia la entrada

La otra opción es pasar dicho restaurante y seguir conduciendo varios cientos de metros más hasta una caseta de información cercana, con un aparcamiento que cuesta 2 euros. Allí al lado hay una pequeña cueva de unos 150 metros de longitud, desde donde la distancia hasta la caseta de control de acceso es de sólo 1,5 kilómetros. Esta caseta se encuentra a un lado del embalse de Gaitanejo, lugar donde comienza realmente el sendero del Caminito del Rey. Allí me nos dieron a todos un casco, pues puede haber algún desprendimiento de rocas durante el trayecto. 

El grupo de visitantes a aquella hora era bastante numeroso entre los extranjeros y los españoles. Las primeras pasarelas no tardaron en llegar, aunque como la altura no es tanta y el cañón se estrecha al máximo en este punto, la sensación de vértigo no apareció de momento. Todos paraban a hacer fotografías en cualquier momento, por lo que el paso era muy lento y molesto. Por cierto, no se permite en uso de palos selfies en todo el recorrido. 


Caminito del Rey, Málaga
Primer tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Primera tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Primer tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Iba disfrutando del paisaje tranquilamente, pero quería ir más libre en lugar de encerrado en mitad de un grupo de gente, así que cuando el sendero dejó aquel primer desfiladero y pasarelas, no tardé mucho en adelantarlos y alejarme lo suficiente como para caminar más tranquilo. Había llegado ya al comienzo del valle entre las montañas. 


Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Antes de llegar al tramo final del Caminito del Rey, se va rodeando ese valle por el lado derecho y a través de un sendero forestal casi plano. El paisaje me pareció precioso. Me recordaba a uno de los Parques Nacionales americanos que visité en el pasado. 


Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Caminito del Rey

Así llegué al último tramo, al más espectacular e impactante, incluso aterrador para los que sufrimos vértigo. La altura de la pasarela sobre el fondo del cañón alcanza los 100 metros en ese punto, siendo el puente colgante su máxima expresión. También es aquí donde más se aprecia el que fuera el camino original de hormigón sobre vigas metálicas, justo debajo de las pasarelas, con agujeros y partes derruidas.

Ese día el viento soplaba muy fuerte, ya desde Ardales, dudando incluso de si cerrarían el camino. Así que en la posición del puente, donde el viento aumentaba su velocidad por estrecharse la abertura entre las paredes de roca, el vértigo y el miedo aparecieron. Apenas podía mirar hacia abajo, y mi mano se agarraba con más fuerza de la necesaria al cable que va pegado a la roca. Guardé la cámara en el bolsillo, y empecé a cruzar el puente agarrado fuertemente a sendos lados, y sintiendo el movimiento del mismo con la fuerza del viento. No miraba abajo, ni a los lados, sólo a los cables. ¡Un pasito detrás de otro!. ¡No pares, no mires!.


Caminito del Rey, Málaga
Segundo tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Segundo tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Segundo tramo de pasarelas y puente colgante. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Segundo tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Segundo tramo de pasarelas. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Desde el puente colgante. Caminito del Rey

Y en ese momento, la típica estúpida, además de gorda, apareció saltando en el puente y pegándose a mí, cuando la distancia de seguridad, mostrada repetidamente a lo largo del recorrido, es de metro y medio. Esa zona, ese puente, son los puntos más peligrosos del Caminito del Rey, y más con el viento de aquel día. Y así lo avisan. Y encima, cuando se lo recriminé diciéndole que tenía vértigo, su contestación fue que no pasaba nada, que era seguro… Siempre hay algunos estúpidos/as que muestran la falta de respeto endémica que parece reinar en este país, y más si la comparas con otros países como Japón.

A parte del comportamiento cívico con el medio natural, sin tirar basura, fumar o hacer fuego, todo ello prohibido, se espera un máximo respeto hacia otras personas en un lugar calificado como peligroso, incluso con las nuevas pasarelas.

El último tramo de pasarelas, aún a gran altura, discurre por una pared de la roca totalmente vertical y frente al embalse Tajo de la Encantada. Cruza por encima de la vía del tren, pasando uno de ellos justo en aquel momento. Aún sentía ganas de tirar a la estúpida por la barandilla y que comprobase si pasaba algo o no. 

La salida del Caminito del Rey está unos metros más adelante. Desde allí hasta el aparcamiento y la estación de tren El Chorro hay unos 2 kilómetros, y algo más hasta la parada del autobús que me llevó de vuelta a Ardales. 

Embalse Tajo de la Encantada. Caminito del Rey, Málaga
Embalse Tajo de la Encantada

Caminito del Rey, Málaga
Tramo final y salida. Caminito del Rey

Caminito del Rey, Málaga
Tramo final y salida. Caminito del Rey

El precio de la entrada al Caminito del Rey es de 10 euros, ó 18 euros si prefieres la visita guiada. Hay un pase cada 15 ó 30 minutos, dependiendo de la hora del día, y aún así, la reserva ha de realizarse con mucha antelación, incluso de meses si quieres ir en fin de semana. Es conveniente también comprobar la página web y la meteorología el mismo día que se vaya a visitar, porque podrían cerrarlo por lluvia, desprendimientos, viento excesivo u obras. En el momento de la reserva, también tienes la opción de comprar el billete del autobús lanzadera por 1,55 euros. Un dato a tener en cuenta es que no se permite la entrada a menores de 8 años, ni coger en brazos a los niños durante el recorrido, especialmente en las pasarelas. Podéis encontrar más información en la página web oficial del Caminito del Rey.  

Para llegar en transporte público, se puede ir en autobús desde Álora o en tren desde Málaga, parando en la estación de El Chorro-Caminito del Rey. En coche desde Antequera hay unos 50 kilómetros, y hay que tomar la carretera A-384 en dirección hacia Campillos. Antes de llegar, es necesario desviarse a la izquierda hacia Ardales por la carretera A-357. Unos kilómetros más tarde está el desvío hacia los embalses y el Caminito del Rey.

Espero que toda esta información os resulte útil y que os hayan gustado mis fotografías del Caminito del Rey y sus alrededores, un lugar mucho más que recomendable.


Comparte esta aventura:

4 comentarios :

  1. ¡Viva Málaga y sus encantos! Yo aunque soy de la provincia no e tenido aun el placer de ir aunque las alturas me suelen dar un poco de vertigo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces como yo, pero intento que no me limite a la hora de hacer o ver lo que me gusta. Cuando empiezo a esquiar lo paso algo mal, y luego me suelto. Hace un par de findes subí al pico Veleta, en Sierra Nevada, y no podía mirar casi hacia abajo, pero lo conseguí. Y en el Caminito, en la última zona iba pegado a la roca y agarrado al cable, y en el puente, nada de mirar abajo. Pero al final, me voy contento porque supero, o lo intento, mi miedo.
      Y qué decirte de Málaga, me tiene enamorado: Antequera y el Torcal, Mijas, Ronda, Nerja y Frigiliana,... tengo mucho que escribir de esas visitas aún. Me queda mucho por ver, incluso la capital, así que seguiré visitándola :-D

      Eliminar
  2. Hola amigo,tengo una pequeña duda en lo que respecta a tu post ( que por cierto es fascinante ) y es como logras poner todos esos anuncios en la barra lateral izquierda? Muchas gracias de antemano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      En realidad, anuncios sólo hay dos, los últimos. Los primeros son dos entradas mías, y los segundos imágenes con un enlace. Y todo eso se hace con un gadget HTML, pones la dirección url de la imagen que quieras (te aconsejo haberla guardado en tu blog/perfil antes, así irá más rápido) y luego el enlace externo o hacia una entrada tuya. Si tienes dudas, dímelo y te escribo un ejemplo.
      Un saludo, y gracias a ti de nuevo.

      Eliminar

 
Copyright © La Aventura del Dragón.